Bocadillos y raciones. Las delicias de la gastronomía española.

Una salida familiar o con amigos es sinónimo de búsqueda de bares o sitios de comidas que ofrezcan bocadillos y raciones. En España se le llama bocadillo o bocata, se trata de un trozo de pan que se abre longitudinalmente y se rellena.

No se debe confundir los bocadillos con los sándwiches, estos últimos se preparan exclusivamente con un pan de molde o cuadrado también llamo pan inglés. Por otro lado, el pan de los bocadillos es de una pieza de tamaño mediano o pequeño que puede ser de forma alargada o redonda.

En la diferentes ciudades españolas se puede encontrar un sin número de opciones de bocadillos que se pueden consumir fríos y otros son caliente. A continuación encontrarás la descripción de los más consumidos y famosos bocadillos españoles:

Embutidos: estos son los clásicos panes rellenos de algún tipo de embutido, los más comunes son jamón, salami, chorizo, butifarra, mortadela y fuet. También se les agrega algún tipo de queso que acompañe el sabor del embutido. Hay una presentación pequeña de este tipo de bocadillo que se le conoce como montaditos, de estos el más popular es el serranito. A parte del jamón serrrano, tiene cerdo o pollo y se le adiciona pimiento verde.
Carnes: como su nombre lo indica el relleno destacado son las carnes. Uno muy popular es el bocadillo de ternera, o pepito de ternera como también lo llaman. Otro muy apreciado es el bocadillo o montados de lomo. Para el español el jamón serrano tiene un lugar especial en sus hábitos por eso el bocadillo de ese jamón es de alta estima entre las personas. En el caso de la carne de cerdo, en la gastronomía gallega tiene un sitial de honor, allá el bocadillo de jamón asado, con tomate natural al que se le puede añadir queso es una de sus bocadillos emblemáticos. El de zorza no se queda atrás, la zorza es punta de lomo adobada, lacón y oreja. En Madrid, manda el popular bocadillo de panceta.
Pescado: En cualquier bar de la extensa costa española así como en la bella Madrid se encuentran con facilidad los bocadillos de calamares. En el caso de los pescados, el bocadillo de caballa con pimiento representan el sur español. Otros tipos de bocadillos son los de bonito con tomate, los de sardinas en escabeche o en aceite. Para los amantes de los rebozados el bocadillo de merluza rebozado con mayonesa es el gran triunfador.
Verduras: los bocadillos son para todo tipo de público incluido los vegetarianos o veganos, con el apetecible pan con tomate o cualquier otra versión de bocadillo que mezcle el sabor de vegetales con aderezos y el pan.
Huevo: aquí impera el bocadillo de tortilla de papa, aunque también está muy posicionada el de tortilla francesa, seguido de cualquier otra variedad de tortilla.
Chocolate: La modernidad trajo consigo la exigencia de los jóvenes a querer bocadillos de sabores dulces, creando así los bocadillos de chocolate que son populares en las meriendas de la actual juventud.

Las raciones son aperitivos que sirven en los bares o restaurantes que se pueden acompañar con bebidas alcohólicas. Se han convertido en embajadoras universales de España ante el resto del mundo, en especial las tapas. Al punto de tener su día Mundial de la Tapa que se celebra el 29 de septiembre.

Al consumo habitual de las tapas lo llaman ir de tapas o tapeo, convirtiéndose en muchos casos la opción perfecta para cenar fuera de casa. Las variedades de tapas son tan amplias como las desee el consumidor o las provea el sitio de comida. Desde unas simples aceitunas rellenas, tablas de quesos o de jamón, hasta tortillas, calamares, pulpo, empanadillas, croquetas, ensaladillas y patatas bravas.